• Marco Antonio López Salamanca

DEL MYTHO A LA DRAMATURGIA -1 -

Actualizado: 21 sept

Varias condiciones han dado un conocimiento equivocado a nuestro continente L.A. sobre el Mytho.


El mutismo sobre nuestra vida originaria y ancestral, heredado desde la invasión de la soldadesca española acompañada por misioneros de la Iglesia católica, los primeros para avasallar y saquear riquezas y los segundos para borrar la memoria he implantar con el terror la imagen de su dios y sus ejércitos del alma; período que se completa con el bando reinal que prohíbe hablar la lengua Mhuysca bajo pena de muerte en la hoguera, con lo cual también entra bajo el borrador eclesial la cosmo-génesis de nuestros ancestros y las míticas que les acompañan.


El proceso y contenido educativo reafirma el olvido de lo propio y estimula, en vez de nuestras míticas y cosmo-génesis, las míticas y la filosofía griega, como si fueran el único origen del pensamiento y creación de la humanidad.


También desde la educación se impone con insistencia la idea de que los mitos son imaginerías de los ancestros, que nada tienen que ver con la realidad de nuestra vida.


Hoy, en buena hora, en el mundo entero se ha entrado en una etapa de rescate de todos los factores originarios y sus valores; civilizaciones enteras se han descubierto y sobre sus huellas nuevas visiones del mundo se perfilan como nuevas utopías para un mejor vivir.


En la dramaturgia también estamos recogiendo huellas ancestrales, y cada día son mayores las preguntas sobre el porqué la visión filosófica Aristotélica es el único punto de partida de la actual dramaturgia cinematográfica y porque ignoramos la visión Mítica ancestral en esta área del pensamiento y la expresión artística.


Es una curiosidad que, como artista, me incumbe y en ella he estado navegando partir de mi trabajo en “El Guion Revelado, un instrumento para la creación dramática y la construcción del Guion”, y sigo en ello, para usted querido lector.


MYTHO, desglosemos desde la lengua:

M de Memoria

Y = i-e -Comienzo y fin, y bifurcación de caminos, en el cuello de Y

THO de Tomsa el padre originario.


REVELA la imagen originaria del SER ORIGINARIO; PROYECTA en DIOSES ORIGINARIOS la apreciación valorativa de sus comportamientos y estructura de pensamiento, en sus Relaciones con el mundo.


EL MYTHO se revela con las formas de expresión del comportamiento humano, desde lo originario ancestral, con sus relaciones, formas de pensar, de producir, de imaginar, de sentir, de creer y crear.


La lectura de los grabados “antropomórficos”, nos orienta en el reconocimiento del MYTHO como memoria de la vida y caminos de la humanidad, con su origen y proceso de un mundo que está siendo, haciéndose, siempre presente, en movimiento perpetuo, siempre en proceso, expresándose, develándose, revelándose, y en esa relación ensombrecida por el ACONTECIMIENTO en que se nos presenta, está la multiplicidad de interpretaciones que la inteligencia y la imaginación producen, relación que guarda el equilibrio energético y dinámico del MYTHO, desde la idea, el mundo, la humanidad en que él se produce.


EL MYTHO se nos EXPRESA en ALEGORÍA imagen significativa de relaciones simbióticas en proceso de los ancestros, entre la naturaleza animal y humana: “la Gorgona”, “la Esfinge”, “la Mujer Serpiente”, “el Hombre Jaguar”, “el Minotauro” (de los más conocidos) estos fenómenos simbolizan, en su revelación al presentarse, la promiscuidad que los engendra, y en el proceso de APRECIACIÓN y VALORACIÓN la posibilidad de lo siempre transformable, de lo siempre superable.


EL MYTHO se nos presenta como ACONTECIMIENTO, siempre MEMORIA, Alegoría significativa, resaltada como imagen, signo o símbolo de valor, la perspectiva del conflicto que vive el entramado de relaciones que lo dinamizan, y lo hacen con cada forma de EXPRESIÓN que de él sea posible: MOSTRADO, para ser visto; CONTADO, para ser escuchado; CANTADO, para ser oído sentido y pensado; ESCRITO, para ser leído, sentido y pensado; REPRESENTADO, en las múltiples interpretaciones que su conflicto produce, para ser visto, oído, sentido y pensado; donde la ALEGORÍA ilumina su significación expresada en el conflicto relacional.


EL MYTHO se revela y se devela desde su sujeto, quien lo produce, es contenido y lo contiene, vive y significa la dinámica de la vida.


Sujeto, Ser, en unidad de razón y belleza con razón y fuerza – (ella con él, algo así como Ellael o Elella) Ser unidad que se distancian del mundo desde el origen para el hacer, articularse a él, usándolo, aprendiendo, consumiéndolo, transformándolo sintiéndolo, temiendo, adorándolo, sufriendo, doliéndolo, enfrentándolo y sobre todo descubriéndose en el placer y reproduciéndose en el deseo, construyendo su herencia raizal, originaria, lo cual conforma y revela su CARÁCTER, la característica manera de ser unidad enfrentada al mundo, tomando distancia en su separación de él, aprehendiéndolo para transformarlo y transformarse con él, hacerse mundo humanizando el mundo.


La fuerza de su deseo es la misma de su doloroso temor a las fuerzas celestiales, misteriosas y poderosas, capaces de mover montañas y hacerlas vomitar fuego, lanzar aguas de los cielos y recogerlas en ríos y mares, ocultarse con la noche iluminada de estrellas y de lunas, y despertar en la mañana clareando el día con su ojo luminoso y caluroso, pueden sus dioses tronar sus voces ocultas detrás de las nubes, desde donde también lanza sus rayos, centellas y relámpagos. En fin, sus dioses poderosos aterradores, temibles, y con ellos sus creencias, sus ofrendas y sacrificios, su religiosidad.

101 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Pienso, que mi mejor aporte en este encuentro con pre-actores, El Actor en la Construcción de Sociedad, es lo que mi experiencia vital de actor pueda traerles como Memoria; la dinámica de la cultura,

Vi LA SEMILLA DEL SILENCIO; por ella, tengo impactados razón y sentimientos; pocas veces, y solo en ocasiones de alto apremio y conmoción como ésta - a una hora de verla – siento la responsabilidad de

Mis notas sobre “…el postconflicto, que susto” han producido un buen número de llamadas, debaten los conceptos: guerrero y héroe, que afirmo como desgracias surgidas en el devenir post-originario de l