Post destacados
  • Marco Antonio López Salamanca

Me han invitado a participar en el posconflicto, que susto

Cómo plantearse, en la condición de artista, el compromiso de vencer la guerra y mudar la voluntad del guerrero descubriéndolo, contario a lo que ha mostrado la historia y coincidente con la razón de la vida, como la peor vergüenza de la humanidad?; interrogante que me parece una obligación urgente de atender, aún desde la diletancia, para responder el llamado a participar en el posconflicto, así sin propuesta; como si se tratara de barrer las calles, lavar los alcantarillados, sacar la basura, hacer una gran quema y un parrandón, bailando con el sacrificio, los recuerdos, el deseo y la fe de que lo ocurrido jamás se repetirá; pero a toda fiesta sucede el guayabo, a éste el olvido de lo ocurrido en la fiesta y su motivación, con el peligro de repetir las mismas relaciones que cocinaron esta guerra.

Estamos condicionados para admirar al guerrero: su ambición, capacidad de poner el mundo a su servicio, convirtiéndolo en campo de batalla y a ésta en modo de vida. Así nos ha entregado su “maravillosa historia de guerras” que marcan las epopeyas de la humanidad; la última, la segunda guerra mundial y su estela de escarmiento expresada en las guerras locales que le alimentan su desmedida ambición y poder destructivo; cómo un artista puede dar respuesta a su participación en el posconflicto, sin hacer memoria y reflexión de una guerra, de cuya huella, 70 años después, aun somos víctimas?

Para mí es eminentemente necesario entender la importancia de vencer la guerra; producir la mejor voluntad para asumir el posconflicto, con la construcción de una sociedad en la que ciencias, artes y filosofías se articulen en la dinámica política de la cultura, revelando la siniestra dimensión del guerrero y sus confabuladores, sentenciándolos a la soledad eterna, y alimentando el amor y la amistad como verdadero fundamento de vida, en unas relaciones distintas a las de esclavitud que vivimos.

Si sólo se tratara de hacer y presentar obras de teatro, canciones, pinturas, películas, talleres pedagógicos etc, haciéndole propaganda a la paz… Vaya y venga…. Es más complejo, se trata de construir; y en qué relaciones, en qué condiciones y con cuales verdades?

Posts recientes